Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP

smartbuildingmag.es
Baumer

Codificadores HeavyDuty: los pesos pesados más precisos

El codificador HeavyDuty de Baumer Hübner es el "original". Hace más de medio siglo, Baumer Hübner creó este tipo de codificador especialmente fiable y resistente. Desde entonces, se utilizan allá donde el trabajo es más difícil y no hay lugar para errores. ¿Qué hace que un codificador sea HeavyDuty y qué opciones ofrece?

Codificadores HeavyDuty: los pesos pesados más precisos

El intrincado concepto de sellado de los HeavyDuty de Baumer corresponde a la clase de protección IP 66 e IP 67 en un amplio rango de temperatura de hasta +95 °C. Gracias a una ingeniosa combinación de juntas laberínticas y juntas de eje, los codificadores HeavyDuty de Baumer están protegidos permanentemente contra todo tipo de suciedad resistente, húmeda o pastosa.
005_Baumer_Heavy_Duty_Dichtung.jpg

Grúas portuarias que descargan miles de toneladas de carga al día. Sistemas de transporte que transportan miles de toneladas de mineral durante kilómetros desde las instalaciones mineras. Ascensores que utilizan cientos de personas al día. Líneas de producción automatizadas por las que pasan automóviles en diferentes fases del montaje. Puentes elevadores con miles de toneladas de peso que pueden transportar varios trenes a la vez y se levantan varias veces al día para dejar paso a los barcos. En estas y muchas otras situaciones se usan los codificadores HeavyDuty, situaciones en las que se deben realizar tareas complejas en condiciones exigentes de forma fiable y duradera.

El término está vinculado a Hübner Berlin desde los años 50, cuando la empresa creó el rey de los codificadores. Desde entonces, Hübner Berlin, que ahora pertenece al especialista en sensores Baumer, ha perfeccionado la fórmula y es considerado el experto en codificadores HeavyDuty. Pero, ¿qué quiere decir HeavyDuty? El término no está protegido legalmente ni hay ninguna norma que lo regule. HeavyDuty significa sencillamente "altamente resistente". Por ello, algunas personas piensan que los codificadores HeavyDuty son simplemente aquellos con carcasas con paredes gruesas y protección contra el óxido. Pero, en realidad, son mucho más.

¿Qué hace que un codificador sea "HeavyDuty"?

Para Baumer Hübner, "HeavyDuty" es un compromiso de rendimiento integral. Este incluye, en primer lugar, que un codificador no puede dejar nunca al usuario en la estacada, ni siquiera bajo las condiciones más difíciles. Además, debe ser tan preciso como los codificadores más pequeños y aguantar el paso del tiempo. Los codificadores giratorios de Baumer Hübner cumplen este objetivo gracias a cuatro propiedades:

Precisión: el codificador debe emitir una señal fiable para que el usuario pueden manejar y regular accionamientos y generadores con precisión. Gracias a estas señales, el controlador de una instalación regula la velocidad de un accionamiento o la posición de una pieza de la máquina. Solo así puede detectar el accionamiento si se sobrepasa o se desciende por debajo de una velocidad determinada e intervenir si es necesario. Puesto que, a menudo, las máquinas e instalaciones son muy grandes (grúas portuarias, excavadoras de rueda de cangilones, laminadores, trituradores de residuos), puede dar la sensación de que la precisión no es tan importante. Nada más lejos de la realidad. Dado que hay que mover grandes cargas con mucha potencia, el más mínimo error de medición pueden tener graves consecuencias, por ejemplo, al depositar un contenedor de toneladas de peso.

Solidez mecánica: Un codificador HeavyDuty debe ser lo suficientemente resistente para soportar los impactos, vibraciones y fuerzas en el eje durante muchos años. Las sustituciones son caras, no porque el propio codificador sea caro, sino que no suele ser fácil acceder a él y la instalación tiene que dejar de funcionar durante este proceso. Varias medidas hacen que un codificador sea HeavyDuty: grandes cojinetes a ambos lados de la carcasa lo más separados posible, la capacidad de compensar las fuerzas axiales y radiales, una carcasa robusta con paredes gruesas y un interior resistente a los golpes y las vibraciones.

Hermeticidad: los codificadores HeavyDuty trabajan en entornos húmedos y con mucho polvo y suciedad. Por ello, un codificador resistente tiene que ser hermético, precisamente en los puntos neurálgicos, en el eje y en las conexiones eléctricas. Además, si la carcasa está sometida a agua salada o productos químicos, es necesario elegir los materiales y revestimientos más adecuados para que esté protegida contra la corrosión.

Resistencia eléctrica: Un buen codificador HeavyDuty no debe dejarse confundir por los campos electromagnéticos. Esto surgen, por ejemplo, cuando hay cables con corriente sin blindaje cerca, lo que es habitual es muchas aplicaciones. Si el blindaje no es adecuado, el codificador puede sufrir interferencias o emitir señales de medición erróneas. A veces, las corrientes también fluyen a través del eje como resultado de las diferencias de potencial. Así, pueden quemar la lubricación del cojinete y dañarlo. Por tanto, el interior de un codificador HeavyDuty debe estar eléctricamente aislado del mundo exterior.

Tanto absolutos como incrementales: más allá del estándar

Como hemos explicado anteriormente, las aplicaciones de los codificadores giratorios son muy diversas. Tan diversas como la gama de codificadores HeavyDuty de Baumer Hübner, que dispone de numerosos codificadores incrementales o absolutos. Uno de los codificadores incrementales es el HOG 10/POG 10. Además, el HOG10 tiene otras características que solo Baumer puede ofrecer y que pueden aumentar considerablemente la precisión de ajuste, como muestran dos ejemplos.

Puesto que los codificadores HeavyDuty se utilizan a menudo en entornos inhóspitos donde abundan el polvo, la humedad y los productos químicos, cuentan con una potente junta por motivos de seguridad. Aunque no es exactamente una junta. De hecho, el HOG10 está disponible opcionalmente con diferentes sistemas de sellado para ambientes aceitosos, húmedos o con polvo abrasivo para aplicaciones especiales en el trópico, mar adentro, en fábricas de cemento y otros entornos agresivos. Se pueden elegir, por ejemplo, juntas con una elevada resistencia a los impactos de grano grueso y fino y cuyos componentes de obturación funcionan sin desgaste. Además, el diseño libre de fricción de las juntas permite que sigan funcionando sin que el rendimiento se vea afectado. Por ello, estas juntas presentan una estanqueidad insuperable con una necesidad energética reducida incluso con rangos de revoluciones elevados.

Como los codificadores HeavyDuty se utilizan generalmente en instalaciones grandes, las señales suelen tener que salvar distancias de 100 metros o más. Baumer concede por tanto gran importancia a una señal limpia y de calidad y a unos transistores de potencia a prueba de cortocircuitos con alta potencia de salida. En función del modelo, se garantiza que pueden cubrir distancias de hasta 550 metros. Si no es suficiente, entran en juego cables de fibra óptica para transmitir señales de forma segura a 1,5 kilómetros de distancia.

También los codificadores absolutos, como es el caso del HMG 10/PMG 10, tienen particularidades que van más allá del estándar ya que pueden emitir la posición exacta a través de Profinet, por ejemplo. También se necesitan señales incrementales para el control de velocidad con codificadores absolutos, por ello los codificadores HeavyDuty también emiten, además de la posición absoluta, información sobre la velocidad, por ejemplo como señal HTL o TTL, a través de interfaces digitales en serie como SSI o buses de campo. Algunas versiones cuentan además con un conmutador de velocidad que indica una velocidad límite a través de una salida de conmutación.

Soluciones flexibles para cualquier aplicación

También hay diferentes versiones disponibles para el montaje, ya sea con eje hueco (continuo o abierto por un lado), eje cónico o eje macizo con opción de fijación mediante EURObrida B10. En caso necesario, los codificadores HeavyDuty, los interruptores de velocidad y los tacogeneradores también pueden combinarse para formar una unidad robusta que ahorra espacio y que recibe simultáneamente una amplia variedad de señales de salida en un eje de transmisión. Los grandes codificadores como el HOG 16 / 22 / 28 de Baumer se utilizan para controlar la velocidad de los accionamientos de gran tamaño con la máxima potencia en las condiciones más exigentes, como con polvo de carbón, aire marino salado o el calor de una planta siderúrgica.

Puesto que hay muchas opciones, le recomendamos consultar a un experto qué codificador HeavyDuty es el más adecuado para la aplicación correspondiente. Elijas lo que elijas, la precisión y la durabilidad más allá del estándar son siempre parte del paquete de los codificadores HeavyDuty de Baumer Hübner.


Codificadores HeavyDuty: los pesos pesados más precisos

Los codificadores absolutos HeavyDuty de la serie HMG10/PMG10 de Baumer Hübner combinan la disposición bidireccional probada con barrido magnético de precisión y el microgenerador patentado Energy Harvesting en un concepto revolucionario.
005_Baumer_HeavyDuty_HMG10_PMG10.jpg


 

Codificadores HeavyDuty: los pesos pesados más precisos

Los codificadores HeavyDuty de Baumer Hübner GmbH se caracterizan por su diseño robusto con disposición bidireccional. Debido a su extraordinaria robustez en fuerzas axiales y radiales, la disposición bidireccional en ambos extremos del eje garantiza enormes reservas de potencia y una vida útil inigualable.
005_Baumer_Kugellager.jpg

 

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP